Inicio l Consejos utiles l Preguntas frecuentes l Mapa de sitio l Ubicaciòn

CONSEJOS UTILESmuelita

 

El odontólogo es el profesional encargado de mantener la salud y curar las alteraciones que podamos tener en la boca y los dientes. Una actitud positiva en los padres y una visita antes de que surjan problemas dentales facilitará la confianza y el acercamiento del niño a la consulta dental.

1. Reglas que debes seguir para una buena higiene bucal:

- Cumple con las citas.
- Cuida tu higiene oral.
- Lava tus aparatos con agua fría y jabón
- Evita comer dulces entre comidas.
- Los primeros días es normal sentir los dientes flojos y los labios
- irritados. Utiliza cera para protejerlos.
- Visita regularmente al odontólogo para profilaxis, sellantes, flúor
- y control de caries.
- No dudes en cambiar tus implementos de higiene oral cuando
- No envuelvas los aparatos en servilletas, y no juegues con ellos.

2. Cuidado en la alimentaciòn y el deporte:

• No comas Alimentos duros ni tostados.
• No consumas frutas enteras
• Cuidado con los alimentos pegajosos.
• Cuando hagas deporte usa tu protector. Cuida siempre tus brackets.
• Los aparatos removibles deben colocarse según las recomendaciones
• del Ortodoncista.
• Hay que lavarlos todos los días, con agua fría y jabón.
• No los coloques dentro de servilletas, llévalos siempre a los controles.
• Guarda tus aparatos en una cajita cuando no los estés utilizando

3. Malos hábitos

Estos hábitos perjudican la correcta posición de tus dientes y retrasan el tratamiento.

• Chupar dedos
• Morder objetos
• Comer uñas

4. Dientes sensibles: causas, remedios y prevención

Si cuando tomas te caliente o comes algún helado sientes dolor o una fuerte molestia en tus dientes, es que puedes tener un problema conocido como dientes sensibles. Aunque no lo parezca, es un problema muy común, el cual puede convertirse en un impedimento nada agradable para disfrutar la comida, pues los cambios frecuentes de temperatura en los alimentos harán imposible que se disfrute el tan agradable momento de comer.

Sin puedes hacer algunas cosas para ayudar a remediar y prevenir esta afección. Pero antes, es necesario que sepas las causas que provocan esto para que puedas evitarlas.

a) ¿Qué ocasiona que los dientes se vuelvan sensibles?

Una de las causas es que la parte del diente que se puede ver está recubierta por una capa de esmalte que protege  a la dentina. Es cuando el esmalte se pierde o corroe, o se adelgaza, que la dentina queda expuesta, y el diente se vuelve sensible. La dentina se puede perder o desgastar por algunas causas:

• Un cepillo de dientes de abrasión o de cerdas muy duras.
• Un cepillado agresivo o demasiado duro.
• El cepillado vigoroso barriendo de un lado a otro el diente.
• Rechinar los dientes: este es un hábito donde los dientes se tallan con frecuencia, lo que puede ocasionar que el esmalte se desgaste, haciendo los dientes sensibles.
• Mala higiene bucal que provoca erosión del diente.
• Erosión dental ocasionada por la pérdida de esmalte debido a sustancias agresivas como el azúcar, los refrescos, bebidas ácidas, alimentos ácidos, chicle, etc.
• Recesión de las encías: cuando las encías retroceden pueden dejar las raíces del diente  expuestas, y estos pueden ser más sensibles.
• Enfermedad de las encías: la acumulación de placa o sarro en los dientes puede provocar problemas en las encías que afectaran la sensibilidad del diente. Esto puede ocurrir sobre todo cuando se masca chicle y se empuja el sarro a las encías, lo cual incluso pudiese destruir el soporte óseo de los dientes, formando bolsas en las encías alrededor de los dientes, provocando que la zona sea difícil de limpiar y ocasione enfermedad de las encías.

b) Otras causas de sensibilidad en los dientes:

• Cepillado e higiene: Lo primero es mantener una higiene bucal efectiva. Es necesario aprender la forma de un buen cepillado, que no se ejerza mucha presión en los dientes sin dejar de atender que estos queden muy limpios, exentos de sarro y comida. Se aconseja usar cepillos de dientes eléctricos, los cuales ayudan a remover la placa con una presión adecuada.

• Encías sanas: es algo indispensable para evitar la sensibilidad de los dientes. Para evitar su retroceso y mantenerlas en buen estado, es recomendable darles un suave cepillado cada vez que uno se lava los dientes. Un remedio muy favorable es untar un poco de agua con gotas de limón en las encías. Aunque no lo creas, el limón es un excelente tónico para mantener sanos los dientes y las encías. En lugar de enjuague bucal, agrega unas gotas de limón a una taza de agua y enjuaga tu boca. Si el limón fuese malo para los dientes, entonces no podrías tomar ni aguas del limón ni alimentos con este ingrediente. Indiscutiblemente, dañan muchísimo más los dientes y encías la toma de refrescos y jugos o aguas azucaradas que el limón. El limón, incluso, ayuda a prevenir caries.

• Encías en su lugar: Para ayudar a que las encías no retrocedan, hay que reducir la presión que usamos para cepillarnos los dientes. Para esto, debes ser muy consciente a la hora de cepillarte los dientes, hacerlo con cuidado y con una presión suave pero firme. También ayuda dar masajes con el dedo índice en las encías. Cada vez que puedas, da un masaje circular en las encías, empujándolas suavemente hacia abajo.

• Evita tomar: refrescos, dulces y bebidas azucaradas. El cereal refinado de caja que venden en las tiendas de autoservicio son dinamita para los dientes, ya que el cereal suele quedarse empastado entre los dientes, incluso con un cepillado muy minucioso, cuesta quitar el cereal pegado. Lo mejor es no comerlos, sobre todo no dejar que los niños lo consuman a diario, ya que este tipo de producto es en verdad corrosivo con el esmalte de los dientes.

• Evita: rechinar los dientes o apretarlos cuando te sientas tenso, ansioso o nervioso.

c). Remedios caseros para los dientes sensibles:

1. Enjuague de fluoruro o gel fluorado: puede ayudar a disminuir la sensibilidad sobre todo para  aquellos con dientes cariados.
2. Mantén tus dientes impecables: la suciedad en los dientes y la sustancia gomosa que se forma y acumula en los contornos de los dientes produce un ácido que irrita severamente el esmalte. Al menos, cepilla tus dientes 2 veces al día, sobre todo después de que comas.

3. ¡No bebas refrescos ni chupes caramelos! Si bebes refresco o comes dulces, galletas, etc., al menos enjuaga tu boca después de comerlos con un poco de agua pura. Evita mascar chicles, que son terribles para los dientes. Usa el hilo dental al menos una vez al día, pasa suave por entre diente y diente, no lo hagas con prisas para evitar lastimar las encías.
4.  ¡Deja de fumar! Además de todas las secuelas   desfavorables que trae el tabaco, tus dientes sufren mucho con los ácidos y sustancias tóxicas que tiene.

5). Protectores Bucales

La importancia de los protectores bucales:
Para proteger la boca y los dientes de lesiones graves, debería usarse un protector bucal, que a menudo es una pieza de plástico flexible que se introduce en la boca, durante todas las actividades deportivas o recreativas, especialmente en actividades donde existe contacto o contacto potencial con otra persona, algún elemento del equipo deportivo o el suelo
Los protectores bucales y las lesiones que se pueden prevenir:

A continuación, algunas de las lesiones de los dientes, la boca y la cabeza, muchas de las cuales podrían prevenirse con el uso adecuado y continuo de un protector bucal:

  • diente o dientes flojos o extraídos por un golpe fuerte
  • diente roto o astillado
  • lengua y/o labios mordidos o lacerados
  • objetos atrapados o atascados entre los dientes
  • fractura de la mandíbula
  • lesiones del cuello
  • Colisiòn de la mandíbula - el maxilar inferior queda atrapado dentro del maxilar superior.

a). Tipos de protectores bucales:

Existen varios tipos de protectores bucales. Los siguientes son los dos más comunes:

  • protectores prefabricados
    Es el tipo de protector bucal que ya está fabricado y que se puede adquirir en la mayoría de las tiendas de deporte. Existen diferentes tipos y marcas. Elija el que calce mejor y sea más cómodo.
  • protectores bucales hechos a medida
    El dentista de su hijo puede hacer un protector bucal específicamente para su hijo adolescente. Quizá sean más caros, pero suelen ser más cómodos para el adolescente.

Consulte al dentista sobre el mejor tipo de protector bucal.

 

Av. los Corales Nº 286 Urb. Balconcillo - Referencia Alt. Cdra. 5 Av. México) / La Victoria- Lima / E-mail: rgarcia@luzgardent.com / Teléfono: 472-1659
Copyright © 2011 Luzgardent E.I.R.L. - Derechos Reservados - Web Desing: Carmen Hugo Q. (carmenlidia634@yahoo.es)